Se recibieron 260 proyectos para cambiarle la cara a los famosos silos del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRO). Hoy es un trío conformado por un arquitecto de 29 años y dos a punto de recibirse, quienes ganaron un premio $ 40.000 y el orgullo de ver su proyecto plasmado próximamente en estos reconocidos íconos rosarinos.

Una vez más, TERSUAVE acompaña y fomenta la cultura como patrimonio nacional a través de diversas actividades en todo el territorio argentino. En tal sentido, será el responsable de donar toda la pintura necesaria para crear el diseño planteado por los ganadores del certamen.

Como parte de su Programa de Preservación del Patrimonio Nacional Histórico Cultural, afianzando el sentido federal, Tersuave será responsable de brindar toda la pintura necesaria para la pintar el exterior del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario. Este es un acontecimiento fundamental tanto para el ámbito artístico local como nacional, ya que la pintura exterior del museo posee un carácter de obra efímera, por el hecho de renovarse completamente cada cuatro años.

 

El proyecto ganador fue realizado por Juan Esteban Maurino (Arquitecto, de la UNR – Universidad Nacional de Rosario) de 29 años; Ezequiel Alberto Dicristófaro, Técnico en Equipos e Instalaciones Electromecánicas y Maite Pérez Pereyra, ambos de 30 años de edad y cursando el final de la carrera de Arquitectura en la misma institución.

 

El concepto ganador está centrado en el “color como símbolo de la cultura”. A través de una paleta de 12 colores, esperan recrear “una red cromática que unifica y enlaza todo el espacio, albergando a su vez cada individualidad con su color diferencial que sigue siempre en relación directa con el diseño cromático del vecino”.

 

En la fundamentación del proyecto plantean: “Cada cilindro referencia a cada distrito de Rosario sumando a su vez el concepto de la ciudad como parte de un sistema mucho mayor, que alcanza al país y a todo Latinoamérica con un color para cada uno de ellos. De la misma manera, si pensamos la cultura como algo dinámico en continuo movimiento, el uso de las diagonales, trazadas sobre la superficie curva de los silos, nos ayudan a remitir a esta idea, no sólo porque el observador al cambiar de posición modifica la amplitud de cada una de las curvas, sino que cada línea logra verse desde cualquier punto de vista, única e irrepetible con respecto a las otras”.

 

www.Tersuave.com.ar // Facebook: Tersuave Online // Instagram: @Tersuave

Desde 2001 Tersuave se encuentra certificada bajo la norma ISO 9001. Dentro del marco de la Responsabilidad Social Empresaria, la compañía es una de las primeras y la única del rubro en firmar su compromiso con los principios universales del Pacto Global de Naciones Unidas, en materia de Derechos Humanos, Normas Laborales y Medio Ambiente.La empresa valoriza el patrimonio arquitectónico nacional, acompañando con sus productos y asesoramientos la preservación de un centenar de edificios culturales e históricos de todo el país tales como el Museo Nacional de Bellas Artes (Capital Federal), los Silos Davis (Rosario), la Familia Urbana (Córdoba) y la Casa Curutchet realizada por Le Corbusier (La Plata), entre otros.