Los desastres naturales ponen en riesgo la vida de miles de animales. Evitemos que esto siga sucediendo.

Desde hace varios años, Argentina está sufriendo cada vez más desastres naturales y sus consecuencias son, muchas veces, difíciles de reparar.

Factores como el cambio climático y el impacto de los humanos sobre el medio ambiente hace que hoy el país sea más vulnerable a condiciones extremas del clima que hace algunos años.

Gerardo Huertas, director del programa de Animales en Desastres de Protección Animal Mundial, señaló que en Latinoamérica, el clima es cada vez más impredecible e inclemente, propenso a causar más estragos para las personas y sus animales.

“Conforme cambia el clima, todos los patrones y tendencias previas se tornan obsoletas, y el escenario es impredecible. En el Caribe, por ejemplo, se pronostica que los huracanes serán menores en números pero mayores en fuerza y peligro, con rutas impredecibles”, explica Huertas.

Entre los acontecimientos más recientes, se pueden recordar  los incendios forestales en la Costa Atlántica el pasado diciembre de 2016 y en las provincias de La Pampa y Río Negro, el alud en Tucumán y las terribles inundaciones en Chubut, Santa Fe o Entre Ríos, entre otros.

En esos escenarios, cientos de animales son arrastrados (o ahogados) por el agua sin ningún tipo de escapatoria y, muchos otros, quedan encerrados en sus casas o atrapados entre llamas, sin encontrar una salida.

Protegiendo a los animales. La cantidad de animales que han fallecido en estos últimos meses fue alarmante. Por ejemplo, sólo en La Pampa y Río Negro, se registraron más de 70.000 bovinos muertos, lo que significó una enorme pérdida tanto económica como afectiva para sus dueños.

Frente a estos últimos acontecimientos, World Animal Protection intervino para ayudar a más de 100.000 animales a través de la entrega de alimentos especiales, vitaminas y minerales, junto a su socio local FABA.

World Animal Protection trabaja de forma continua en la asistencia a animales durante catástrofes naturales en todo el mundo por medio de su programa Animales en desastres (ver http://bit.ly/2oIMfXK). El objetivo es trabajar para proteger a los animales afectados por desastres, reduciendo el sufrimiento y ayudando a los gobiernos y a las comunidades a recuperarse y reconstruir.

“Desastres como las sequías y las inundaciones afectan a las personas y a los animales por los millones, y sus secuelas pueden permanecer por años. Esto hace que ayudar a estos animales afectados sea una tarea titánica, a veces imposible. Por ello, estamos impulsando una cultura de reducción del riesgo, para proteger a nuestros animales ante las eventualidades del clima”, señala Huertas.

Con el pasar del tiempo los lugares afectados se van recuperando, pero la posibilidad de que eventos de este tipo puedan volver a ocurrir, no queda exenta.

Por este motivo, en el Día del Animal, recordemos la importancia de estar preparados ante desastres para no salvar solo nuestras vidas, sino también la de nuestros mejores amigos. Saber cómo actuar ante estas situaciones resulta fundamental para salvar sus vidas, pues ellos tienen el mismo derecho a vivir que nosotros.

“Protección Animal Mundial tiene la capacidad de enviar de cuatro a seis equipos humanos al terreno para proveer ayuda ante un desastre, pero necesitamos que las personas del día a día asuman responsabilidades y protejan a sus animales.

“Con sentarse a idear un plan de evacuación que incluya nuestras mascotas y animales tener a nuestras mascotas identificadas y vacunadas, y contar con un kit de emergencias que incluya medicamentos básicos, agua y comida para nuestros animales, estaremos dando una mejor oportunidad de vida a los animales para sobrevivir al próximo desastre, que nunca sabemos cuándo ocurrirá”, añade Huertas.

En Protección Animal Mundial movemos al mundo para proteger a los animales en situaciones de desastre, mediante la prevención, la respuesta y la recuperación. Conoce más acerca de este trabajo en http://www.worldanimalprotection.cr/nuestro-trabajo/animales-en-desastres.

Sobre Protección Animal Mundial

Protección Animal Mundial es una organización global no gubernamental, con sede en Londres, que desde hace 50 años trabaja para protección y el bienestar de los animales. Con 14 oficinas en todo el mundo, incluyendo en Costa Rica y Brasil, trabaja en más de 50 países en todo el mundo en cuatro áreas principales de trabajo: el bienestar de animales de producción, animales en situaciones de desastres, animales en comunidades y animales silvestres. Es la única ONG dedicada al bienestar animal que goza de estatus consultivo ante las Naciones Unidas. Además es aliada de la OIE (Organización Mundial de Salud Animal) y tiene representación junto a las instituciones europeas.

Para más información sobre World Animal Protection (Protección Animal Mundial) visite: www.proteccionanimalmundial.org o síganos en nuestros perfiles en Facebook, Twitter e Instagram