Por: Verónica Gabriela Meo Laos / veronica.meolaos@gmail.com

 


Entrevista a Patricia Magaglio, anfitriona de la Casa de Paulo Autran en Paraty, Rio de Janeiro.

Pablo Paquet Autran (Rio de Janeiro, 1922- Sao Paulo, 2007) fue un actor brasileño de teatro, cine y televisión. En 1945 se forma por la Facultad de Derecho del Largo São Francisco y pasa a ejercer la profesión pero, tras su primer éxito de taquilla, abandona la abogacía y se dedica por completo a la actuación, en particular, al teatro. No obstante, también realizó algunas películas y telenovelas, aunque fue más prolífico sobre las tablas al punto de ser conocido como «El señor de los escenarios». De hecho, 15 de julio de 2011, la ley 12.449 lo declaró «patrón del teatro brasileño».
Tras una vasta trayectoria en la dramaturgia clásica, el actor incursiona además en la comedia musical de amplio reconocimiento, como My fair Lady y obras consagradas con un gran reconocimiento por parte del público entre ellas, piezas de Ibsen, Arthur Miller. Pero también tuvo recordadas actuaciones en la televisión y el cine. En los últimos años solo hizo apariciones especiales, principalmente en miniseries, la última en 2004 Um só coração. Su último personaje en el cine fue en la película El pasado del marplatense Héctor Babenco. En 2006 estrenó el que sería su 90º espectáculo, la obra El avaro de Molière en el Teatro Cultura Artística. Esa obra tuvo que suspenderse debido a sus problemas de salud. Paulo Autran muere a los 85 años. Casado con la actriz Karin Rodrigues desde 1999, «El señor de los escenarios» fue el propietario junto con su esposa de la Pousada Pardieiro, en Paraty, Río de Janeiro, donde hoy día su anfitriona recibe a los huéspedes con gran carisma y amabilidad.
La empresaria italiana y gestoria cultural, Patricia Magaglio, afirma que la casa de Paulo Autran es de invitados antes que de huéspedes, de personas queridas que se hospedan e intercambian buenas energías. El hecho de estar ubicada en la Rua Aurora, a cuatro cuadras del Centro Histórico de Paraty le da una particularidad. “Se trata de una calle singular que va directo al mar, al muelle y donde aún se puede andar en coche donde la marea dos veces por día sube y lleva las energías negativas al fondo del mar. Somos privilegiados”, afirma con una sonrisa. La italiana radicada en Paraty hace largos años tiene una amplia experiencia con hospedajes de hecho, fue consultora en Fortaleza y gestionó varias posadas e, incluso, por un año estuvo al frente de la Pousada Literaria de Paraty.

La posada originariamente era la casa de los invitados del actor: “La Casa de Paulo Autran, Guest House”. Magaglio afirma que pudieron mantener el nombre original tras haber pedido autorización a la viuda del actor. “A pesar de no ser una Pousada Literaria, tenemos libros a disposición para los huéspedes, que pueden leen en la Casa, o intercambiar libros e, incluso llevarlos a su casa” Y es que Paraty es una ciudad Literaria, donde en julio, se realiza el FLIP Festival Literario Internacional de Paraty.

Ante la pregunta de rigor, acerca de cómo surge la idea de abrir la casa de Autran a los huéspedes, Magaglio responde que fue una gran oportunidad que le ofrecieron por su trayectoria y que decidió asumir el desafío de inmediato. “Surgió la oportunidad de abrir la Casa De Paulo Autran con una idea diferente,respetuosa de la naturaleza que brinda el máximo de productos orgánicos y propios de mi ciudad Paraty. El desayuno se sirve siempre con productos suministrados por los pequeños productores agrícolas de la ciudad: aipim, plátano de la tierra cocida, jalea de açai, dulce de coquinho de la popa, pan integral hecho a la hora, queso blanco y otros. Jabones artesanales de arcilla amarilla, verde y blanca y champú en barra también de arcilla, todo orgánico”.

Los cuadros de la casa son de los artistas locales, Naoum Cruz y Randall Oliveira. “Los huéspedes están aceptando y disfrutando de la idea de tomar café en la gran mesa rústica todos juntos, para intercambiar experiencias y paseos realizados por la bella isla de Paraty”.

“Ha sido una gran alegría participar en esta casa tan especial”, sostiene Magaglio y puntualiza que los huéspedes son siempre recibidos por ella a los que, además, les ofrece la famosa cachaza tradicional que inspiró el libro del gran Jorge Amado: Gabriela. Clavo y canela. “Es que el huésped tiene que ponerse en el estado de ánimo aquí … ron es tradicional y artesanal, muy bien”, dice entre risas.

HABITAT: ¿Qué esperás que te depare el futuro en la casa de Paulo Autran?
P.M.: -”Espero sinceramente en el futuro ser la mejor Pousada de Paraty”.