Integrar barrios separados por el trazado ferroviario, generar espacios verdes y sumar desarrollos urbanísticos productivos. Los ejes de la propuesta ganadora.
Primer Premio Concurso Córdoba. Espacios verdes y áreas recreativas.

El proyecto que ganó el Concurso de Ideas y Plan Maestro para los Predios Ferroviarios del Barrio Alta Córdoba genera un sistema articulado entre lo público y lo privado.
El primer premio, por la propuesta del arquitecto Alberto Baulina, define un sistema a través de la continuidad de una traza de flujos peatonales y vehiculares. Además, propone espacios públicos de dimensiones y escalas barriales y urbanas.

Los colaboradores del proyecto ganador fueron: Matías Córdoba, María Constanza Otero, Juan Cruz Serafini, Agustín Prieto, Luca Silvero Saiach, Araceli Toledo.

En tanto, el segundo premio lo recibieron los arquitectos Celina Caporossi, Marcelo Corti, Fernando Díaz, Román Garabano, Javier Naval, Pablo Ochoa, Héctor Páez Ferreyra y Tomás Spina. En tercer lugar quedó el equipo de Cintia Colazzo, Adolfo Shlieper y Damián Villar García.

La propuesta ganadora toma como punto de partida el año 1871, cuando Córdoba fue impactada por las infraestructuras ferroviarias y la llegada de dos líneas de diferente formato, trayecto y sociedad anónima. Fue el momento que la ciudad se instaló en el sistema nacional y su nuevo paradigma productivo. Ambas líneas buscaron llegar al centro urbano, el que apenas se había extendido por fuera de sus 70 manzanas originales.

 

Primer Premio Concurso Córdoba. Corredores verdes en el proyecto ganador.

El Belgrano – Central Norte a diferencia del Mitre – Central Argentino, requirió de mayor superficie para las instalaciones al constituirse no sólo en sistema de cargas y transporte de pasajeros sino también en polígono industrial que incluía las tres áreas del presente concurso: La estación de pasajeros y playón de maniobras (Alta Córdoba), su taller de motores (Los Galpones) y su taller y fabrica de material rodante (Forja).

Los autores plantean que la necesidad de contar con tierras suficientemente grandes para estas actividades condicionó su asiento a laperiferia urbana de aquellos años.

 

Primer Premio Concurso Córdoba. Croquis para el área de gastronomía.

Este crecimiento hacia el norte le otorgó su característica distintiva: El tendido vial debía llegar desde el Este y re direccionarse al Norte, formando un borde duro de esa parte de la ciudad y un límite posterior durante el ensanche cordobés hasta la actualidad, estableciendo una alta fricción en la macro parcela de la Estación de Pasajeros, con un desarrollo transversal a las líneas urbanas.

Con su frente de 1.000 metros se ha constituido en barrera. Esta tensión ha sellado la suerte de toda el área.

No sucede así con los otros dos componentes del complejo ferroviario: El terreno de Los Galpones, pequeño, y el de Forja presentan un desarrollo menos frontal, mas tangencial a dichas tensiones urbanas, a sus flujos. La sugestiva forma aerodinámica de Forja, más cuchillo y menos dique, pudo resolver con mayor amabilidad esas tensiones.

 

Concurso de Córdoba. Corredores peatonales, mercados y propuestas recreativas.

Los autores plantean que la sustitución del modelo ferrovial por el automotor desmanteló casi todas las actividades del área. Si antes era un concentrador de actividades hacia el que concurrían viajeros, mercancías y trabajadores, ahora se presenta como vacancia y estorbo, persistiendo (afortunadamente) el paso del FFCC de carga más un uso muy reducido de pasajeros (Tren de las Sierras).

 

Concurso de Córdoba. Ubicación.

Estos predios, soporte de pre existencias, algunas con sus usos originales, otras sin programa precisos o colonizados por programas de una variedad que más se parece a la oportunidad de sus construcciones que a una estrategia de reconversión.

La pregunta es entonces: ¿Cómo construir ciudad en polígonos enormes pero casi deshabitados, más allá de la mera presencia de sus edificaciones? ¿Cómo actuar en los tres hiatos que conforman el área como si de una periferia interior se tratara? ¿Cómo generar un nuevo espacio público de escala urbana, ausente desde el mismo ensanche de la ciudad en el barrio de Alta Córdoba?.

A estas preguntas intentamos darle respuesta mediante una propuesta más conceptual que prescriptiva, mas proyectual que técnica, más sugerente que precisa.

Porque este concurso trata en definitiva en cómo fabricar ciudad, en sus soportes (no edificios) y en sus programas (no funciones).

Ideas de partido: La idea primordial es un sistema de ideas complementarias: a) Se busca definir un sistema de lugares a través de la unión y continuidad mediante traza de flujos (peatonal y vehicular) que articule las tres piezas de diferente calado y cometido, escala y ubicación.

 

Concurso de Córdoba.

b) Se busca la definición de espacios públicos de dimensiones y escalas barriales y urbanas. La vivienda + trabajo + comercio (dominio privado y de permanencia) como configurantes de los grandes espacios públicos que por programas irán desde el encuentro casual a soportes culturales, educativos y sociales, construyendo ciudad en su mixtura.

c) Se busca la captura de flujos, transformando la pulsión de paso por un sistema atractivo de espacios y habitación con re posicionamiento y recentramiento de uno de los distritos de mayor carácter de Córdoba.

 

Concurso de Córdoba. Panel.

d) Se busca una dialéctica urbana (como arquitectura de la ciudad) compuesta -es esta nuestra intensión- de enmarques habitados y vacíos también habitados con plataformas y soportes de encuentro social. Una gran densidad habitacional otorga control social y congestión virtuosa a los grandes espacios públicos configurados.

e) Se busca una intensificación / congestión que mezclen actores y programas, garantizando control social mediante los usos distribuidos en el tiempo (complementariedad entre el dia y la noche). Se generaran espacios de escala supra barriales enmarcados en actividades del trabajo, el habitar y los servicios comerciales. Las viviendas (tanto los frentes barriales existentes como las propuestas de nueva planta) serán de media y alta densidad, garantes del contrato social.

El predio de la Estación se presenta actualmente como un frente urbano deshabitado, siendo el único de los tres polígonos con una apertura visual aunque no física. Su pieza principal (Estación Belgrano) es un objeto patrimonial de calidad y arraigado en la memoria colectiva y que presenta una escala notable en una ciudad como Córdoba. A diferencia de su alter ego, la Estación Mitre, esta resuelve un remate urbano del que carece aquella. Es esta condición y ubicación de su playón ferroviario -una vez consolidada la ciudad a sus espaldas- que presenta una de sus condiciones más determinantes y que tomamos como variable principal en la elaboración de la presente idea: Como elaborar a partir de su excepcionalidad una pieza integrada y homogénea, mitigando su condición actual de limitante urbano, de frontón duro?.

Se propone así un generoso espacio de Plaza Urbana que incluye actividades públicas abiertas y cerradas, aquellas destinadas al ocio y las actividades espontaneas y estas de programas culturales y de socialización.

Este gran espacio se configura mediante una traza en U mediante piezas de dominio privado que contengan programas mixtos (tiendas, minimarkets, sedes terciarias de oficina, vivienda colectiva, estacionamiento y servicios afines a dichos programas, etc). Estas arquitecturas se despegan del suelo más de 4 metros generando y promoviendo una continuidad física y espacial bajo una logia aporticada como un soportal bajo la pisada de este marco habitado.

Se proponen pequeñas infraestructuras de corredores peatonales y ciclovías, playones lúdicos (skate, patín, deportes informales, etc) más juegos y recorridos aeróbicos.

Proponemos una acción que surge del hecho preeminente de la presencia del tren como futuro sistema de transporte metropolitano, articulándolo al conjunto de alta densidad habitativa y cultural que se establezca como un nuevo polo en la ciudad. Nuestro modelo es la ciudad construida en la historia, es decir la ciudad accesible y habitada.

Como parte de la estrategia de mixturas localizamos 80 viviendas de promoción social bajo las características descriptas particularmente en Los Galpones. Se considera no solo oportuna sino necesaria la mezcla social propuesta, la que garantizará una integración importante de esta comunidad.

Sobre Bulnes proponemos un sistema de pasos peatonales mediante rampas de menos del 10% de pendiente que facilite el paso de personas y pesos manuales. Este sector se refuerza su carácter de espacio abierto y verde.

A la vera de las vías dentro del sector de proyecto más específico prevemos una calle de futura conexión con el eje proveniente de los otros sectores (Los Galpones, Alta Córdoba) unión que depende de mecanismos de expropiación de pocas y pequeñas parcela. Como parte de la estrategia de otorgarle un gran peso a este lateral proponemos una alta edificabilidad en la segunda etapa mediante 7 torres de 60 unidades de vivienda.

Se dispondrán tanto las construcciones como los elementos conectivos (rampas) de acuerdo a la traza amanzanada del perímetro barrial, permitiendo la articulación peatonal y eventualmente, dependiendo de un futuro descalce del galibo del tren (mediante un paso elevado) la continuidad física de las calles entre ambos sectores.

También se indica la apertura de un mercado municipal con usos complementarios en el cuarto sur del conjunto, apoyándose en la vecindad de las playas de estacionamiento a fin de garantizar una importante accesibilidad a un uso de gran concentración segura convocatoria.

Estas consideraciones sirven para enmarcar una de las primeras decisiones de partido en el sector de Los Galpones: Las familias deben radicarse e integrarse socialmente a la comunidad (barrio y ciudad) mediante una disposición espacial que permita gradualmente establecer mutuos entendimientos y relaciones sociales.

Es por este motivo que establecemos un perímetro público como amortiguador de conflictos sociales entre ambos colectivos, la comunidad integrada y la postergada.

Mitigar dicho conflicto a través del espacio público es (entendemos) uno de los puntos mas definidos en nuestra propuesta.

La segunda variable de partido es (a propósito de las consideraciones anteriores) la del arraigo no solo distrital sino (y fundamentalmente) dominial: Cada una de las 275 familias previstas (192 en Los Galpones y 83 en Forja) incluidas en nuestra propuesta tendrán acceso directo al suelo (físico) privado y transferible mediante escrituración, más un ingreso directo desde la vía pública, sin compartir espacios comunes, evitando de esta manera las disputas y fricciones propias de una tipologizacion del problema que deriva habitualmente a los monobloques o torres en altura. Este decisión de tono tipológico pero de respuesta social es uno de los núcleos del partido tomado.

De esta manera y mediante una tipología individual apareada de gran compacidad y densidad urbana, cada nuevo vecino (ex villero) contará con su propio espacio de control y acceso necesarios: Estacionamiento propio, acceso directo desde la calle, jardín o patio, etc. Es por este motivo que todos los grupos familiares serán frentistas urbanos directos, conectando a la calle / espacio público. Se prevén en este sector la radicación de 192 familias (otras 80 se asentaran en el sector Forja).

La parrilla amanzanada (medias manzanas) propuesta permite una continuidad fluida con el tejido adyacente, de tal manera de agregar valor inmobiliario a su nueva situación social y maximizar la conexión entre vecinos, estos y aquellos (el derecho compartido a la ciudad). Esta trama de pequeños bloques permitirá infiltraciones regulares de las redes de aprovisionamiento, de los servicios de seguridad y recolección y seguramente la gradual desaparición de las barreras sociales que en el actual estado de las cosas existe y colabora en su perpetuación al cerrarse como una ciudadela de la marginación y la pobreza a la necesaria continuidad y articulación entre exterior e interior urbanos. Destruir el gueto es nuestra intensión.

El presente Concurso se presenta, se nos presenta, como gran oportunidad de reflexión desde las insustituibles herramientas disciplinares, obliterando proposiciones que se presenten como meras utopías inoperantes o mera distribución de programas aislados. Entendemos estas ideas soportadas por programas y proyectos que configuren un gran vacío público habitado. La ciudad -entendemos, y este es el caso- se encuentra en sus espacios enmarcados. Se podría pensar a el presente trabajo como la idea de una plaza llena de ciudad.

Es esta nuestra idea de partida, es esta nuestra idea concursada.

 

 

Fuente: Clarín